Logo de la Sociedad Andaluza de Neuropsicología

Algunas ideas sobre el IX Congreso de la SANP

La semana pasada tuvimos el placer de poder asistir al IX Congreso de la Sociedad Andaluza de Neuropsicología (SANP) que se celebró en Granada. Durante el congreso, pudimos asistir a ponencias de expertos reconocidos nacional e internacionalmente. También conversamos con gente que tiene menos impacto académico/profesional, pero cuya opinión no es menos importante. A continuación nos gustaría plasmar algunos conceptos e ideas que pudimos recoger durante la jornada del viernes.

La rehabilitación funcional tiene un impacto social

La persona con daño cerebral tiene un coste en términos económicos y sociales que hay que tener en cuenta. Debemos conocer costes y beneficios de la terapia. Jill Winegardner nos lo recordaba: una persona joven que sufre daño cerebral puede suponer para los agentes sociales un coste de más de un millón de libras durante toda su vida (hasta dos millones, en algunos casos).

Por esto es importante que las personas con daño cerebral –en la medida de lo posible- puedan retribuir a este gasto. ¿Cómo hacer esto? En primer lugar, integrando lo máximo posible al paciente en su propia vida: nuestro objetivo debe ser la independencia funcional, la integración con el entorno. En segundo lugar, intentando “recuperar” a la persona en términos retributivos. Quizá un paciente con daño cerebral no pueda retomar su vida como antes, pero ¿quién dice que no pueda acceder a un trabajo con el que poder mantenerse? Las instituciones sociales fallan cuando conceptualizan la rehabilitación como algo pasivo y limitado.

El abordaje debe ser holístico

Este punto es central. Holístico significa que piensa en un todo como algo más que la suma de las partes. Formulado en términos de rehabilitación, esto supone la implicación de agentes que en muchas ocasiones se desperdician: familiares, amigos, empresarios, agentes sociales diversos… personas que potencian o pueden potenciar la rehabilitación ofreciendo dos cosas: comprensión del fenómeno y objetivos terapéuticos significativos para nuestro paciente.

“Debemos sacar al paciente con daño cerebral de la institución”

Enmarcarlo en la realidad, que es lo más motivador que hay. Y evaluarlo en casa, porque en ocasiones los beneficios que se ven en la rehabilitación no se ven luego en el entorno normal del paciente. Este aspecto es relevante y se mencionó de manera reiterada durante todo el Congreso. Además de ser holístico en términos sociales, debe ser multidisciplinar, transdiciplinar e integral. Somos neurorrehabilitadores expertos en neuropsicología (Olga García, de Polibea).

Pensemos en la rehabilitación desde los modelos. Pero sepamos que la funcionalidad y los subprocesos no siempre evolucionan de manera paralela. Si conceptualizamos la rehabilitación como recuperación, podríamos estar equivocándonos.

Si la conceptualizamos en términos de éxito o fracaso, podríamos estar conceptualizando la acción del terapeuta como algo desmesurado.  Y si nos quedamos en los subprocesos cognitivos, la recuperación podría no ser significativa. Andrew Bateman expuso que un modelo fuerte proporciona una rehabilitación fuerte, en términos de fiabilidad y validez. Estamos de acuerdo. Pero a su vez nos quedamos con algunas reflexiones de la fantástica charla de Igor Bombín. Evaluar en términos funcionales es tan importante o más que en términos de procesos neuropsicológicos. Debemos saber si lo que hace nuestro paciente en las sesiones en el centro se traduce en conductas de independencia en SU casa. El mayor motivador que existe para un paciente es la sensación de dominio de una conducta y esto incluye su puesta en marcha delante de otros y en contextos generales de la vida diaria.

¿Qué debemos saber para reconocer una herramienta como válida?

Igor propuso –es un proyecto que está en marcha y del que él forma parte- la creación de un manual de buena práctica clínica, , y de un modelo de calidad que priorice y asigne pesos específicos a los indicadores de rehabilitación. Además cree que la creación de un software para facilitar el cumplimiento y valoración de estos indicadores es necesario. La finalidad de estos principios es el manejo de incongruencias cuando nos enfrentamos a evidencias clínicas que contradicen modelos o investigaciones previas. Para entender nuestras herramientas, debemos hacer una combinación entre los modelos/teorías, la evidencia científica, y nuestra propia experiencia.


¿Qué es lo importante, el tipo de herramienta que usamos para rehabilitar o el modo de resolver el material de rehabilitación?

Obviamente el material es importante. Pero la estrategia en la que entrenamos a nuestro paciente para resolver ese material es mucho más importante. Es decir, debemos escoger las estrategias que mejor le vayan a nuestro paciente y los materiales que mejor se adapten a su condición.y de un modelo de calidad que priorice y asigne pesos específicos a los indicadores de rehabilitación. Además cree que la creación de un software para facilitar el cumplimiento y valoración de estos indicadores es necesaria. Le deseamos lo mejor en esa tarea y si necesita nuestra colaboración, es un proyecto que obviamente nos interesaría ya que nos afecta de manera directa. La finalidad de estos principios es el manejo de incongruencias cuando nos enfrentamos a evidencias clínicas que contradicen modelos o investigaciones previas. Para entender nuestras herramientas, debemos hacer una combinación entre los modelos/teorías, la evidencia científica, y nuestra propia experiencia.

Debemos encontrar un equilibrio entre el tiempo de gestión y la atención directa al paciente.

La neurorrehabilitación no es una realidad exclusiva de una serie de patologías, también puede hacerse rehabilitación neuropsicológica en pacientes con trastornos adaptativos. Y de hecho, existen modelos de intervención cognitiva que parten de modelos neuropsicológicos sobre funcionamiento en patologías específicas como esquizofrenia o anorexia.

En nuestra próxima entrada hablaremos de dos temas: las nuevas tecnologías en neurorrehabilitación, y la importancia del paciente y su entorno en los procesos de rehabilitación.

¡Un saludo!

Javier Tomás Romero

Javier Tomás Romero

Licenciado en Psicología (Universidad Pontificia de Salamanca),Máster en Psicología Forense(Asociación Española de Psicología Conductual), Máster en Neurociencia (Universidad de Granada) y Máster en Neuropsicología (Universidad de Salamanca).
Javier Tomás Romero

Related Post

One thought on “Algunas ideas sobre el IX Congreso de la SANP

  1. Miguel Moreno Martinez 04 de junio de 2012 at 18:47 06Mon, 04 Jun 2012 18:47:28 +000028.

    Muy buen resumen, muchas gracias por vuestra presentación, fue muy interesante.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web