Manos persona con Parkinson- Parkinson's disease

Deterioro cognitivo leve en la enfermedad de Parkinson

Si eres un profesional vinculado al campo de la neurodegeneración, en especial desde la neuropsicología, seguramente sabes que la enfermedad de Parkinson va mucho más allá de temblor o rigidez de movimientos. El Parkinson también es insomnio, depresión, estreñimiento, trastorno del control de los impulsos, sialorrea y, por supuesto, deterioro cognitivo y su manifestación más extrema: la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson.

Aunque las estadísticas varían mucho—demasiado diríamos—se considera que aproximadamente el 25 % de las personas con Parkinson sin demencia padecen deterioro cognitivo leve (Aarsland et al., 2010). Y si tomáramos hoy una muestra de enfermos y la siguiéramos durante 20 años, alrededor del 80% terminará desarrollando demencia (Reid, Hely, Morris, Loy, & Halliday, 2011).

Principales procesos cognitivos afectados en el Parkinson

El perfil del deterioro cognitivo de las personas con esta enfermedad varía significativamente del que predomina en las personas con enfermedad de Alzheimer, un trastorno para el que ya te propusimos ejercicios de rehabilitación cognitiva hace un par de semanas.

Se considera que los principales procesos cognitivos afectados con esta enfermedad son la atención, las habilidades visoespaciales, la velocidad de procesamiento de la información y, especialmente, el funcionamiento ejecutivo. Sobre este último déficit existe cierto consenso. El estudio más reciente y amplio que se ha hecho sobre este tema concluyó que el principal tipo de deterioro cognitivo leve que predomina en las personas con Parkinson es el de dominio único no amnésico, siendo las funciones ejecutivas las más comúnmente afectadas (Riedel et al., 2016).

Partiendo de estas consideraciones el próximo martes propondremos actividades de estimulación cognitiva de NeuronUP para personas con Parkinson que hagan énfasis en los principales procesos afectados. Aunque ya sabemos que la estimulación debe tener un impacto global en la cognición y otras áreas como la memoria y el lenguaje también deben incorporarse a la rutina diaria para mejorar el funcionamiento cerebral.

Related Post

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web