Lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje - Crossed laterality and learning difficulties

Lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje

¿Qué es la lateralidad?

La lateralidad es la distribución de funciones que se establece entre los dos hemisferios cerebrales. De dicha distribución, depende la utilización preferente de un lado u otro del cuerpo (derecho o izquierdo) para la ejecución de acciones.

Esta lateralidad se deriva de la organización binaria de nuestro sistema nervioso. De hecho, esta dualidad de articulación  es común en nuestro cuerpo: dos oídos, dos ojos, dos pulmones, dos riñones, etc.

Nuestro cerebro, a su vez, dispone de dos estructuras hemisféricas especializadas, que son las responsables de controlar todo el complejo sistema dual. Estos hemisferios cerebrales también presentan lateralización cortical, que consiste en una especialización en determinadas funciones cognitivas.

Una lateralidad bien establecida es un facilitador de los diferentes aprendizajes a partir de los 4 o 5 años, siendo un factor de riesgo en caso contrario.

¿Cuándo hablamos de lateralidad cruzada?

Hablamos de lateralidad cruzada cuando existe una lateralidad distinta de la manual para pies, ojos u oídos.

La lateralidad homogénea ocurre cuando mano, pie, ojo y oído ofrecen una dominancia en el mismo lado del cuerpo (izquierdo o derecho).

La lateralidad cruzada mano-ojo ha sido la más estudiada y con frecuencia es sinónimo de problemas de aprendizaje, en especial en los procesos de lectura y escritura.

Hay que diferenciarla de la lateralidad contrariada, la cual consiste en la inversión de uno o varios miembros en detrimento de su tendencia natural (por ejemplo, un niño zurdo al que se le fuerza a aprender a escribir con la mano derecha).

Lateralidad cruzada y aprendizaje

A partir de Educación Primaria, los niños con una lateralidad mal definida o cruzada pueden presentar dificultades específicas en el aprendizaje.

Alrededor de un 25% de los escolares presenta problemas de aprendizaje relacionados con la lateralidad (Ferré, Catalá, Casaprima y Mombiela, 2000).

Síntomas

Entre los síntomas más comunes destacamos los siguientes:

  • Dificultades en la automatización de la lectura, escritura o el cálculo.
  • Problemas en la organización adecuada del espacio y el tiempo.
  • Dificultades en la ordenación de la información codificada.
  • Inhabilidad psicomotriz.
  • Inversiones en el ordenamiento gráfico y lector.

De hecho, la lateralidad cruzada se presenta muy a menudo en diagnósticos de TDAH y Trastornos Específicos del Aprendizaje (TEA), por lo que la comorbilidad es alta.

Dentro de las dificultades en el desarrollo de la lateralidad, la más frecuente suele ser la denominada como cruce lateral simple, en el que el niño utiliza habitualmente su ojo dominante y escribe con la mano subdominante. En estos casos es importante señalar que, si se decide la corrección de la lateralidad, es aconsejable actuar sobre el cambio de la dominancia de la mano antes que con la del ojo. Es menos complicado y actuaremos a favor de la tendencia neuro-biológica del niño.

Ejercicios para la prevención de la lateralidad cruzada

Como profesionales, es importante ser conscientes del proceso de lateralización que subyace al niño con el que tenemos que trabajar. Existen diversas actividades dirigidas a reforzar la lateralidad, favorecer el control y conocimiento del propio cuerpo, así como la conciencia espacio-temporal. Algunas actividades interesantes son:

  • Juegos de puntería: bolos, dianas, encestar bolas de papel en una papelera, etc.
  • Juegos de presión manual o modelado: podemos trabajar con slimes, plastilina, etc. y le pedimos al niño que realice figuras cada vez con una mano.
  • Juego del escultor: Le decimos al niño que se quede quieto, nos acercamos a él y dirigimos su cuerpo para dejarlo en la posición que queramos. Después, él tiene que repetir la misma “escultura” en nuestro cuerpo.
  • Yinkana con verbalizaciones izquierda-derecha: Escondemos algo y vamos guiando al niño para que lo encuentre, únicamente con indicaciones de direccionalidad.
  • Tangram: El Tangram es un recurso excelente para reforzar la lateralidad. Se puede usar en formato físico, o en tablet u ordenadores.

Actividades interactivas con NeuronUP para trabajar la lateralidad

NeuronUP dispone de más de 6.000 actividades de entrenamiento cerebral, entre las que podemos seleccionar las más idóneas para reforzar la lateralidad, trabajar la heminegligencia y la orientación espacio temporal.

Podemos encontrar actividades como:

1. Programa el robot:

Consiste en copiar en espejo la distribución de unas bombillas de colores en un robot. Es una actividad muy completa y a los niños les encanta. Con este ejercicio se trabaja la atención sostenida, la atención selectiva, la heminegligencia, la relación espacial y la velocidad de procesamiento.

Lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje

2. Entrelazados:

Esta actividad consiste en formar una figura geométrica moviendo sus vértices de manera que ninguno de sus lados se cruce. Es ideal para trabajar la visualización espacial y la planificación.

Lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje

3. El jardín misterioso:

Consiste en determinar la correspondencia espacial de un estímulo previamente dado. A los usuarios se les enseñan las imágenes de flores, animales y bichitos y tienen que colocarlos en el lugar exacto en el que estaban en la presentación. Se entrena la relación espacial.

Lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje

4. ¡Que empiece el partido!:

Esta actividad es especialmente estimulante, en la que el objetivo es pasar las pelotas de fútbol al campo de fútbol y las de baloncesto al de baloncesto, mientras estas van sin dirección e intentan colarse en el campo contrario. Los niños entrenarán la planificación, la atención selectiva, la atención sostenida, la heminegligencia y la velocidad de procesamiento.

Lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje

Estas son solo algunas sugerencias. Dentro de la plataforma se encuentran multitud de variantes y niveles para hacer un entrenamiento muy completo y reforzar la lateralidad de una manera innovadora y divertida.

Si te ha gustado este artículo sobre lateralidad cruzada y dificultades de aprendizaje, puede que también te interesen los siguientes:

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web