Los valores ecológicos en la rehabilitación

Nosotros tampoco creemos en los videojuegos. Sobre valores ecológicos en rehabilitación

Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de compartir ideas sobre rehabilitación neuropsicológica y nuevas tecnologías con muchos profesionales en la Reunión Semestral de la INS en Ámsterdam.  Fue una reunión interesante en la que pudimos atender a expertos de todo el mundo y asistir a sus conferencias. Entre todos, abarcaban un amplio arco profesional: había neuropsicólogos, neurólogos, neurocientíficos y terapeutas ocupacionales.

A todos ellos les pareció interesante la personalización (?), el seguimiento de datos y la posibilidad de usarlo también como una herramienta de evaluación. Y todos, sin distinción, tenían la misma preocupación por nuestra herramienta. Así que pensamos que es justo detallar algunos aspectos que tuvimos que abordar cuando creamos NeuronUP. Por “algunos aspectos”, nos vamos a referir a la “validez ecológica”.

Validez ecológica

No pretendemos hacer una revisión exhaustiva del concepto aquí, sino resaltar un par de conceptos importantes. Algunas personas pueden pensar que es triste tener un deterioro cerebral o llegar a mayor y que te pongan delante de una pantalla de ordenador. Puede llegar a ser frustrante e incluso puede tener un impacto motivacional, un aspecto fundamental en la recuperación funcional.

                NOSOTROS PENSAMOS EXACTAMENTE IGUAL

No creemos en la rehabilitación informatizada cuando puede producir más mal que bien. No creemos en los videojuegos si no producen un efecto positivo. Siempre decimos que los objetivos de un programa de rehabilitación deben ajustarse al perfil cognitivo de nuestro paciente, pero también a sus preferencias y motivaciones. Con el formato pasa exactamente lo mismo. No podemos pretender que un ordenador sea motivador cuando no lo ha sido nunca, aunque podamos realizar un programa motivacional previo para que se familiaricen con este formato.

No deja de ser irónico que el concepto “ecológico” aplicado a la validez provenga del mundo experimental. Brunswick (1956) fue el primero que utilizó ese término para establecer el grado de relación entre una pista proximal y una variable distal en experimentos perceptivos. La capacidad de generalización era opuesta a la representatividad de la tarea. Hoy esos conceptos han cambiado.

Funcionalidad

Decimos que los objetivos deben ajustarse al perfil cognitivo. Cierto. Pero el objetivo principal es la funcionalidad, no la recuperación numérica en constructos. Funcionalidad y Constructos son dos conceptos comunes en rehabilitación neuropsicológica. De acuerdo a Burgess et al. (2006) podría incluirse un tercer concepto, el de operaciones, con el que tendríamos la tríada de niveles de análisis en neuropsicología.

Por lo tanto, hay constructos (teóricos, inferidos, como la memoria de trabajo), operaciones (establecidos a partir de correlaciones entre variables manipuladas en una tarea y el nivel de actividad BOLD –oxígeno consumido por el cerebro-) y funciones (observables directamente, son el resultado de la interacción entre un sistema cognitivo y una meta que puede ser interna o elicitada externamente, como por ejemplo el comportamiento social).

¿Qué tienen que ver estos tres conceptos con la idea de validez ecológica?

Cada uno de ellos es un nivel de análisis del que partimos para construir actividades. Y cada una de esas actividades tiene un alcance diferente. Kvavilashvili y Ellis (2004) detallan tres grados ecológicos en las actividades. El nivel uno se corresponde con la generalización que existe entre dos tareas iguales. El nivel dos se corresponde con la generalización que se produce entre una tarea de rehabilitación y tareas que requieren procesos similares. El nivel tres hace referencia a la generalización de lo aprendido en actividades y funciones no entrenadas. Esto quiere decir dos cosas: que las actividades de rehabilitación deben ser representativas y predictivas. Representativo significa que la tarea que estamos usando en rehabilitación tiene que ver con (o se superpone operativamente a) una tarea de la vida real. Y la capacidad de predicción quiere decir que el desempeño en esa tarea “de laboratorio” se generaliza a otras tareas de la vida diaria.

              PENSEMOS EN LA EVALUACIÓN

Cuando evaluamos, utilizamos abstracciones (test), representaciones del mundo externo que están simplificadas. Pensamos (¿intuitivamente?) que una tarea “ecológica” en evaluación no se compromete con los valores psicométricos necesarios. Pero diversos estudios (por ejemplo, con el test del Zoo o con el Multiple Errand Test) demuestran valores más satisfactorios que las pruebas de evaluación más consolidadas.

Hagamos dos preguntas: ¿Por qué muchos test de función ejecutiva fallan al detectar síntomas ejecutivos? Posiblemente porque son multifactoriales (como el WSCT), porque su diseño tuvo que ver con propósitos diferentes al original (como ocurre con el Stroop Test), o porque son más complejos de lo que pensamos (como las Torres de Londres). Pero, sobre todo, porque la realidad de una teoría que compone una tarea va más allá de los datos.

¿Debemos hacer lo mismo en rehabilitación? ¿Debemos manejarnos en un nivel teórico, de constructos, para idear actividades de rehabilitación neuropsicológica?

Si lo que queremos son tareas ecológicas no. Somos conscientes de que no es necesario que todas las tareas de rehabilitación sean ecológicas porque muchas sirven para hacer que las personas mejoren en operaciones concretas. Pero si el objetivo final es la funcionalidad, debemos hacer lo propio para diseñar tareas que tengan contacto con la actividad real. No podemos obligar a las personas en rehabilitación a que se adapten al formato que les damos. Por eso la rehabilitación informatizada puede no ser pertinente. Cuando hablamos de ecológico, el paciente va incluido en el concepto. Parafraseando a una conocida marca de tarjetas de crédito: “Para todo lo demás, NeuronUP”.

Gracias.

Javier Tomás Romero

Javier Tomás Romero

Licenciado en Psicología (Universidad Pontificia de Salamanca),Máster en Psicología Forense(Asociación Española de Psicología Conductual), Máster en Neurociencia (Universidad de Granada) y Máster en Neuropsicología (Universidad de Salamanca).
Javier Tomás Romero

Related Post

One thought on “Nosotros tampoco creemos en los videojuegos. Sobre valores ecológicos en rehabilitación

  1. Inés Gabarró 28 de agosto de 2013 at 10:40 10Wed, 28 Aug 2013 10:40:32 +000032.

    Cómo puedo suscribirme a tratamiento Cognitivo NeuronUp?
    Tengo déficit secundario a EsclerosisMultiple.
    Soy médico. Hace 4 años sin ejercicio por M.S.
    Soy conciente que lo que yo no haga por mi, no lo haránadie!
    No me asusta el trabajo , pero tengo que taner pautas
    para realizarlo!
    Espero vuestras indicaciones!
    Inés Gabarró Miquel

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web