NeuronUP para trabajar funciones ejecutivas en TDAH: el caso de "G"

NeuronUP para trabajar funciones ejecutivas en TDAH: el caso de “G”


Por Cinthia Macedo Ruiz, terapeuta de Aprendizaje de CITPA

El Centro Interdisciplinario para la Atención del TDAH y Problemas de Aprendizaje  (CITPA) es un lugar en Toluca (México), formado por diferentes especialistas que incluye terapeutas para todas las áreas de desarrollo físico y neurológico para la atención de niños y adolescentes, cubriendo las áreas médicas y terapeúticas. Desde hace 10 años trabajamos juntos para guiar y dar un acompañamiento a los pequeños y pequeñas con algún trastorno del neurodesarrollo así como a sus familias. Creamos juntos planes de acción que permitan realizar cambios positivos en sus escuelas y en casa, así como para su vida.

Funciones ejecutivas en TDAH

Dentro de CITPA, el reforzamiento para acercarnos a la consolidación de las funciones ejecutivas, forma parte primordial del plan de tratamiento a seguir, ya que la mayoría de nuestros pacientes cuentan con un diagnóstico de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Es por ello por lo que NeuronUP ha sido un apoyo realmente importante para estar estimulando las diferentes funciones cognitivas y ejecutivas de formas excitantes, creativas e innovadoras y que suelen ser atractivas para nuestros pacientes.

Funciones Ejecutivas en TDAH: el caso de “G”

“G” es una niña brillante de nueve años con un diagnóstico de TDAH y que actualmente se encuentra en seguimiento después de un arduo trabajo terapéutico que incluyó, por supuesto,  el uso de NeuronUP y sesiones de NeuronUP2GO en casa.

Cuando “G” llegó al centro no podía concentrarse, mantenerse en su lugar por periodos cortos, presentaba muy poca capacidad para autorregularse, un control inhibitorio deficiente al igual que una marcada rigidez cognitiva; todo ello le complicaba mucho la interacción con sus compañeros, al igual que con sus maestras. A pesar de contar con habilidades cognitivas que le podían permitir una ejecución excelente en diferentes actividades escolares, la realidad era diferente.

El proceso fue arduo, con muchos avances y retrocesos, pero usando todos los recursos que se tenían a la mano, paciencia, compromiso de los padres y del Centro, “G” comenzó a mostrar más progresos, mayor estabilidad y conciencia de su conducta. Empezó a desarrollar estrategias, generar mecanismos de soporte y situarse en el presente, pero aprendiendo de las experiencias para prever el futuro.

NeuronUP ha sido una gran  herramienta de apoyo que contribuyó bastante para los avances de “G”. Trabajamos mucho con ella el apartado de funciones ejecutivas que incluyen ejercicios de planificación, flexibilidad, memoria de trabajo y toma de decisiones.

SOLICITA TU PRUEBA GRATUITA DE NEURONUP

 

También cabe mencionar el trabajo con el área de cognición social que especialmente fue útil por el uso de expresiones faciales reales y su correspondencia con situaciones específicas. Las pruebas de falsa creencia resultaron muy dinámicas, favorecedoras y lograron captar su interés.

La ventaja de NeuronUP fue también poder brindar actividades en casa para fomentar un progreso diario aún cuando “G” no fuera al centro todos los días. Es por todo ello que NeuronUP ha sido un aliado importante que combina todo lo mejor de la tecnología, pero con un sentido y propósito valiosos.

Por Cinthia Macedo Ruiz, terapeuta de Aprendizaje de CITPA

SOLICITA TU PRUEBA GRATUITA DE NEURONUP

 

Si te ha gustado esta entrada sobre funciones ejecutivas en TDAH puede que también te interesen estos artículos:

Related Post


Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web