qué son las capacidades Cognitivas

Las capacidades cognitivas: qué son, tipos, funcionamiento y estimulación


6.7kviews

¿Qué son las capacidades cognitivas?

Las capacidades cognitivas son un grupo de procesos mentales relacionados con el procesamiento de la información que nos permiten interactuar y relacionarnos de forma adaptativa en nuestra vida diaria. Disponemos de diversas capacidades como la memoria, la atención, el lenguaje…que nos facultan la capacidad de responder ante estímulos. Sobre estas capacidades se puede intervenir potenciándolas y mejorándolas.

Desde el momento en que nacemos estamos continuamente interactuando con el medio que nos rodea. En ese primer momento, de la llegada al mundo, el llanto del bebe se produce de forma automática e innata, nos lanza un mensaje que nos dice: ya estoy aquí, estoy respirando y necesito que alguien cuide de mí.

A partir del nacimiento y a través de los estímulos que vamos recibiendo en nuestro desarrollo, tanto del medio como de las personas que nos rodean, se van generando huellas en nuestro sistema nervioso central a través de la especialización de grupos de neuronas, asociadas a funciones definidas y bien determinadas, hasta alcanzar un sistema sofisticado y perfectamente engranado que nos permite relacionarnos con el mundo de forma adaptativa, ajustada y adecuada, respondiendo a las demandas que nos reclama y satisfaciendo las necesidades que nos permiten conservar la vida. Este sistema tan refinado, selecto, delicado y preciso está formado, entre otros, por las capacidades cognitivas.

Definición

Podemos definir las capacidades o habilidades cognitivas como un conjunto de aptitudes, actitudes, procesos y facultades de nuestra mente que nos permiten percibir, atender, procesar, seleccionar, interpretar, analizar y responder a todo aquello y todos aquellos que nos rodean y poder adaptarnos de forma adecuada a nuestro entorno y a los diferentes contextos y situaciones que se nos presentan en cada momento y las cuales exigen una reacción, bien por actuación o por inhibición de una conducta, por nuestra parte.

Recibimos los estímulos del mundo en el que vivimos a través de los sentidos; la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto, están continuamente recibiendo información. Otro de los sistemas que nos proporciona datos que debemos tener en cuenta es el sistema somatosensorial, este nos proporciona información relacionada con el dolor, la temperatura, la posición del cuerpo y de los diferentes órganos que lo conforman. De toda la información que recibimos parte es procesada por nuestro cerebro, el cual escoge los estímulos mas relevantes para interpretar el medio que nos rodea y mediante su análisis generamos una respuesta adecuada a la situación en la que nos encontramos en ese momento y que debemos afrontar y la traducimos en una conducta, esto lo podemos hacer gracias a que nuestras capacidades cognitivas están funcionando.

Las capacidades cognitivas más importantes

Memoria, atención, percepción, lenguaje, funciones ejecutivas, orientación, razonamiento, motivación, flexibilidad mental, toma de decisiones, planificación, resolución de problemas…son las capacidades cognitivas mas importantes, todas ellas están relacionadas con el procesamiento de la información. Recibimos un estímulo o input, lo interpretamos y damos una respuesta o output a través de la realización o inhibición de una conducta.

Memoria

Pongamos como ejemplo la memoria, esta capacidad nos permite recordar que mañana tenemos una cita en el médico, como se realiza una receta de cocina, como conducir un automóvil o en el plano más básico como vestirnos, el orden en el que tenemos que colocarnos las diferentes prendas y que tipo de vestuario debemos ponernos en relación al tiempo meteorológico en ese momento, algo que parece tan sencillo, pero tan importante para un desenvolvimiento vital adecuado.

Atención

A través de la atención podemos poner interés en la información que nos resulta relevante de la que se nos presenta. Esta actividad la realizamos de forma continua y muchas veces de manera inconsciente.

Percepción

La percepción nos permite el primer acercamiento a los estímulos, el conocimiento primero de los mismos, captarlos, como la propia nomenclatura de esta capacidad indica, percibirlos, darnos cuenta de que algo nos reclama.

Lenguaje

El lenguaje es la habilidad que nos permite diferenciarnos del resto de los animales. Tenemos un código generado para traducir nuestros sentimientos y pensamientos en palabras comprensibles por el resto de seres humanos que nos rodean, podemos explicar la secuenciación de una acción, contar nuestros recuerdos, expresar nuestras necesidades, también nos permite leer unas instrucciones, comprender lo que los demás nos están diciendo, escribir la lista de la compra… La capacidad del lenguaje se divide en leguaje oral y este en expresado y recibido, y lenguaje escrito que se divide en escritura y lectura.

Funciones ejecutivas

Las funciones ejecutivas son un grupo de habilidades que nos permiten planificar las acciones, tomar decisiones, generar un plan de acción, evaluar metas y submetas, monitorizar los diferentes pasos orientados a meta, reorientar y corregir las acciones que nos desvíen de la acción que queremos conseguir, flexibilizar los objetivos finales e intermedios, impulsar e iniciar el comienzo de las acciones, organizarnos, anticiparnos, inhibirnos… Todo un sistema complejo de procesos que se van produciendo de forma ordenada y simultánea.

Orientación

La orientación nos posibilita por una parte estar integrados correctamente en el espacio y en el tiempo, saber donde estamos físicamente, que fecha es hoy, que estación del año y que parte del día, y por otra parte nos proporciona la capacidad de prestar atención a la información del entorno que nos resulta útil para garantizar la supervivencia. Por ejemplo, al oír un fuerte ruido porque se ha caído algo o al percibir el olor a gas si está habiendo un escape.

Razonamiento

El razonamiento nos faculta para extraer un análisis adecuado tanto de situaciones conocidas como de situaciones desconocidas que puedan ser análogas a las que conocemos. Por ejemplo, si suena un trueno es porque hay una tormenta y si hay tormenta, lloverá. En función de esta interpretación podremos coger un paraguas si vamos a salir a la calle.

Motivación

La motivación nos atribuye la opción de orientarnos hacia un determinado recurso o procedimiento que facilite la satisfacción de nuestra necesidad, generando o reforzando el impulso que  necesitamos en el inicio de una conducta, para obtener dicha satisfacción.

Funcionamiento de las capacidades cognitivas

Las capacidades cognitivas no funcionan de forma aislada si no que cada acción que realizamos, cada decisión que tomamos y que genera una conducta determinada es fruto del funcionamiento de diferentes habilidades a la vez. De esta manera, conseguimos, de forma conjunta y combinada, un funcionamiento adecuado en nuestra vida cotidiana.

Las habilidades cognitivas nos permiten llevar a cabo todas las actividades que realizamos, tanto si van acompañadas de una conducta motora, como si simplemente estamos recordando algo sentados en el sofá o inhibiendo un comportamiento no adecuado.

Las utilizamos continuamente sin ser conscientes, desde que cada mañana abrimos los ojos y comenzamos el día. Son necesarias para tener recuerdos, realizar acciones, aprender, comunicarnos, saber actuar, dar respuestas, generar comportamientos, conductas, actitudes, estar motivados, analizar, juzgar un hecho…Todas las actividades que realizamos requieren de las capacidades cognitivas.

Cada mañana al despertarnos comenzamos a activar una serie de habilidades. Cuando nos duchamos, nos vestimos, preparamos el desayuno… Todas estas acciones son posibles gracias a que nuestras capacidades cognitivas se han puesto en funcionamiento.

Por ejemplo, en la acción de preparar el desayuno interviene la atención, la percepción, la memoria, la toma de decisiones, la orientación o las funciones ejecutivas entre otras. A la hora de vestirnos interviene la memoria, para recordar dónde tenemos cada una de las prendas que nos vamos a colocar, qué prenda es adecuada a la estación del año y al tiempo que hace ese día. También interviene la percepción, haciéndonos sentir frío o calor, la atención, que nos ayuda a colocarnos las prendas desde el principio hasta el final sin desviarnos a otros estímulos que seguimos recibiendo inconscientemente, la toma de decisiones, la flexibilidad mental, las funciones ejecutivas… Todas ellas actúan a la vez para permitirnos realizar nuestra conducta de la forma adecuada.

Localización de las capacidades cognitivas

Algunas de estas capacidades o habilidades las podemos asociar con regiones concretas y localizadas en nuestro cerebro. Por ejemplo, el área asociado al lenguaje está localizado en el lóbulo frontal izquierdo del cerebro en más del noventa por ciento de las personas. Se la conoce como el Área de Broca. Sabiendo esto, si una persona tiene un accidente cerebro vascular o desarrolla un tumor, y las pruebas de diagnóstico nos indican que el mismo se ha producido en esta región, podremos deducir que esta persona va a tener un déficit en el lenguaje y podremos establecer un programa de estimulación para paliar o recuperar este déficit.

Otra capacidad cognitiva como la memoria se encuentra localizada entre otras regiones; en el hipocampo, el tálamo, la amígdala, los cuerpos mamilares y el cerebelo.

Otras capacidades como por ejemplo la atención o la percepción, no están asociadas de forma clara a regiones concretas del cerebro, sino que su activación se produce de forma más difusa en diferentes regiones cerebrales, repartidas por los diferentes lóbulos del cerebro, que se activan para su funcionamiento.

Estimulación de las capacidades cognitivas

La Neuropsicología es la ciencia encargada de estudiar el funcionamiento de las diferentes capacidades cognitivas, que regiones del cerebro se activan para su funcionamiento, como potenciarlas y estimularlas para conseguir un funcionamiento óptimo de las mismas, recuperarlas en caso de déficit y mantenerlas y ralentizar su deterioro en las demencias. Se trata de mantener la autonomía e independencia de las personas, consiguiendo que su funcionamiento cerebral sea lo más adecuado posible.

A través de los ejercicios de estimulación adecuados podemos influir en el funcionamiento de las capacidades cognitivas. Con la excitación neuronal correcta conseguimos la activación de las diferentes neuronas implicadas en el funcionamiento óptimo de las distintas capacidades y por lo tanto logramos una adaptación adecuada al contexto. Así, generamos las conductas o comportamientos más eficientes de respuesta o de compensación a las demandas que nos exigen las circunstancias vitales en cada momento.

Las herramientas de estimulación como freno al deterioro cognitivo

Existen herramientas que nos proporcionan esta estimulación que redunda en la optimización del funcionamiento de nuestras capacidades cognitivas. Dicha estimulación, está dirigida a la neuroplasticidad cerebral, que es la capacidad que tiene el sistema nervioso central para asumir las funciones circunscritas a un área determinada en otra área completamente distinta, ya sea por proximidad o por reubicación de la función o capacidad. Nuestro cerebro podría modificar su estructura a través de la estimulación cerebral, reorganizando su especificidad neuronal, otorgándole a otras regiones y por tanto a otras neuronas actividades mermadas o deficitarias por causas fisiológicas o físicas. Con la estimulación trataríamos de fomentar las capacidades preservadas para instigar la activación neuronal de regiones próximas que en ese momento están desactivadas o su funcionamiento se ha ralentizado.

Los instrumentos de estimulación cognitiva han resultado una herramienta eficaz en el tratamiento de la pérdida de capacidades cognitivas asociado a la edad, por causas fisiológicas o físicas y las pérdidas que tienen que ver con el diagnóstico de demencia, así, la estimulación en este último grupo de personas, conlleva una ralentización en el deterioro asociado a la mencionada patología, procurando la independencia y autonomía de la persona por un periodo de tiempo mas amplio que si no se actúa estimulando sus capacidades.

Las herramientas existentes dividen las intervenciones en ejercicios asociados a las diferentes capacidades cognitivas. Y aunque no resulta posible entrenar de forma aislada, sin que a la vez se activen otras áreas cerebrales asociadas o complementarias a la estimulación que queremos realizar, dicha estructura de estos instrumentos, sí resulta ser práctica en el plano operativo del profesional que la tiene que utilizar.

Referencias

Ballesteros, S. (2014), Habilidades cognitivas básicas formación y deterioro. UNED ediciones.19-263

Bruna, O. Roig, T. Puyuelo, M. Junqué, C. & Ruano, A. (2011). Rehabilitacion Neuropsicológica, intervención y práctica clínica. Elsevier Masson. 3-109

Peña-Casanova, J. (2007). Neurología de la conducta y Neuropsicología. Editorial Médica Panamericana.1-21

Ward, J. (2015) The student´s guide to cognitive neuroscience. Psychology Press.15-31

Zillmer. E; Spiers, M & Culbertson, W. (2008). Principles of Neuropsychology. Thomson Wadsworth. 91-224

Si te ha gustado esta entrada sobre las capacidades cognitivas, te recomendamos que eches un vistazo a estas publicaciones de NeuronUP:

Funciones o habilidades cognitivas: qué son, ejemplos y ejercicios para rehabilitarlas

10 Ejercicios de estimulación cognitiva: ejemplos prácticos

Las fichas de estimulación cognitiva para adultos más populares

Summary
Las capacidades cognitivas: qué son, tipos, funcionamiento y estimulación
Article Name
Las capacidades cognitivas: qué son, tipos, funcionamiento y estimulación
Description
Javier Esteban Libiano, máster en Neuropsicología por la Universidad de Salamanca, nos explica las capacidades cognitivas.
Author
Publisher Name
NeuronUP
Publisher Logo

3 thoughts on “Las capacidades cognitivas: qué son, tipos, funcionamiento y estimulación

  1. Silvia 02 de marzo de 2021 at 11:49 11Tue, 02 Mar 2021 11:49:18 +000018.

    Hermano muy bien explico cado vales un monton

  2. Nestor P. Rivas 03 de marzo de 2021 at 04:10 04Wed, 03 Mar 2021 04:10:20 +000020.

    Me ha gustado todo el articulo me aclara muchas dudas. Como hago para saber en que momento un paciente con alhzaimer tardio con 94 años empieze la segunda etapa ??.

  3. Javier Esteban Libiano 03 de marzo de 2021 at 07:37 07Wed, 03 Mar 2021 07:37:24 +000024.

    Buenos días Néstor, la etapa intermedia de la enfermedad de Alzheimer se caracteriza por presentar la persona dificultad en las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, dificultad para manejar el dinero, desorientación espacio temporal, para vestirse adecuadamente… Frustración por la imposibilidad de expresarse por no encontrar la palabra adecuada, cambios de humor, trastornos del sueño. Hay que establecer medidas compensatorias a los déficits e intervenir sobre la perdida fomentando lo que se conserva por ejemplo los recuerdos de episodios de su vida, que sí van a tener la capacidad de relatar los. Pulseras en las que figure su dirección y teléfono por ejemplo, colocar letreros o calendarios con el día de la semana, el mes , el año, colores bien diferenciados en las prendas de ropa, por ejemplo todos los calcetines siempre del mismo color, toda la ropa interior del mismo color, nunca colores pastel si no colores que se vean y diferencien bien…Es un tema muy amplio para tratar en un comentario, espero que te sirva de ejemplo.

Deja una respuesta

Nombre *
Correo electrónico *
Web