Logo NeuronUP- la neurorrehabilitación

La importancia de una opinión

Hace más o menos un año sabía que iba a ayudar a construir un sistema de neurorrehabilitación funcional. Había probado varios existentes en el mercado y estaba insatisfecho con las posibilidades que ofrecían (además, en algún caso, usaban material obsoleto, poco significativo, repetitivo). Por aquel entonces estaba decidido a unir a un grupo de personas (entre ellas, varios neuropsicólogos y terapeutas ocupacionales) para comenzar a redactar las líneas a seguir. Este proyecto estaba en mi mente y barajaba posibles nombres de profesionales que podrían dedicar, entre pacientes de un día y pacientes del día siguiente, un momento para pensar sobre las actividades a desarrollar [por los informáticos, claro ;-)].

Tenía claro (por deformación académica y por convicción) que la Neurociencia debería tener un hueco prominente en este sistema: ¿No es la Neuropsicología una de las ramas de la Neurociencia?, así que debería ir a facultades para que gente mucho más sabia que yo me asesorara. En aquel momento me informaron de que una empresa ubicada en Logroño ofertaba un puesto de trabajo como Neuropsicólogo. ¿Neuropsicología? ¿En Logroño? ¡Si no tenemos ni unidad de ictus propia! Me intrigó. Debo decir que a mucha gente también le ha intrigado (y hasta sorprendido) que NeuronUP se haga en La Rioja. Es normal.

Tuve la fortuna de que me seleccionaran para las entrevistas. Cuando conocí a Íñigo y me enseñó el sistema por encima, el que comenzó a entrevistarle fui yo (supongo que algunos que habéis visto el sistema también habréis tenido esa sensación). Y muchos de los puntos que yo había esbozado en mi mente (no todos, pero sí varios puntos importantes) coincidían. Hubo ideas que se repetían, que sugerían varios campos de actuación: comunidad, material adaptado (evolutiva y técnicamente), objetividad y valor ecológico.

Y, ante todo, y contra la opinión creciente de la “telerehabilitación”, la necesidad de crear un sistema que depende de quién rehabilita. Ese profesional da estructura a nuestros contenidos. Guía –en parte- a la persona que recibe la rehabilitación. Y lo que es más importante, traduce los resultados de una manera que un ordenador no puede hacer. Por supuesto puede detallar ejercicios específicos que se puedan hacer en el hogar de la persona. Pero un ordenador nunca puede sustituir a un buen profesional, y lo dice alguien que trabaja en una TIC.

Centrémonos en el primer valor, el de la comunidad. Nos hemos comportado muchas veces (es una tradición histórica en Psicología) como Reinos de Taifas, tanto para definirnos como para definir nuestro objeto de estudio. ¿Y si la nube nos permite focalizar ese objeto de estudio? Nosotros sólo tendríamos que poner un espacio. No somos maestros de nada ni somos David Marr ni Alexander Luria, pero estoy seguro de que todos nuestros clientes tienen buenas ideas.

¿Quiénes son nuestros clientes?

¿Y quiénes son nuestros clientes? Las personas usuarias de los centros de (neuro)rehabilitación no lo son. Los profesionales y centros dedicados a la (neuro)rehabilitación sí (aquí abrid un abanico extenso de profesionales, pero siempre con formación especializada en las bases neurofuncionales de la cognición y la emoción –si es que son algo distinto-. Hagamos una comunidad para ellos. Y compartamos ideas. Descubrí en este pensamiento que el ahorro en tiempo/coste económico era enorme. Pero no sólo en el campo terapéutico, sino también en aquello que a los psicólogos en general, y a los psicólogos de grupo y organizaciones en particular, les encanta: el proceso de la sinergia. Quizá el ahorro en el proceso que desencadena la sinergia podría potenciar la acción sobre el objetivo de esa sinergia. Quizá ahora que tenemos un espacio que nos hacen contactar en un segundo podemos conversar, ¿no?

Nosotros os necesitamos porque vosotros (los clientes y los que no sois clientes pero os interesa esta iniciativa) sois NeuronUP. Nos dais feedback cuando usáis una ficha, y cuando no la usáis. Igual que una persona en el entorno de (neuro)rehabilitación (o sea, en el mundo). Nos dais ideas sobre posibilidades y material necesario. Pulís nuestro producto y nos ayudáis a hacerlo mejor. NeuronUp no se entiende sin el profesional de la (neuro)rehabilitación. Por ello, nos gustaría que además de hablar sobre el propio sistema (qué mejorar de lo hecho), os comunicaseis con nosotros sobre cuestiones neuropsicológicas, ideas que os gustaría ver plasmadas, o sobre Neurociencia en [email protected], a través del blog, o de Twitter @NeuronUp.

Un saludo a todos y… ¡gracias por opinar!

Javi

Javier Tomás Romero

Javier Tomás Romero

Licenciado en Psicología (Universidad Pontificia de Salamanca),Máster en Psicología Forense(Asociación Española de Psicología Conductual), Máster en Neurociencia (Universidad de Granada) y Máster en Neuropsicología (Universidad de Salamanca).
Javier Tomás Romero

Related Post

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web