Cognición social en esquizofrenia

Cognición social en esquizofrenia


¿Qué es cognición social?

El término cognición social fue acuñado durante la denominada “revolución cognitiva” que tuvo lugar entre finales de la década de los sesenta y principio de la década de los setenta (Sperry, 1993). Sin embargo, el estudio de la cognición social en esquizofrenia destaca por haber tenido una  fuerte expansión a lo largo de la década de los noventa que continúa aumentando hoy en día.

Como señalan Ruiz, García y Fuentes (2006), pese al gran numero de definiciones que pueden encontrarse de cognición social, las diferentes investigaciones que la han explorado en el campo de la esquizofrenia coinciden en que los procesos cognitivos sociales implicados tienen que ver, por un lado, con la elaboración de  inferencias sobre las intenciones y creencias de otras personas y, por otro, con la valoración de la influencia de factores situacionales a la hora de realizar dichas inferencias. Esta  concepción otorga a la cognición social un papel mediador entre la neurocognición y el funcionamiento comunitario del individuo.

Componentes 

Aunque la cognición social se entiende como un constructo delimitado y diferente a la neurocognición y al funcionamiento del individuo, no está totalmente desligado de estos, llegando a abarcar diferentes componentes, siendo los siguientes (Brekke y cols, 2005; Green y Nuechterlerlein, 1999; Green y cols, 2005; Penn y cols, 2005):

  • Procesamiento emocional
  • Teoría de la mente
  • Percepción/conocimiento social
  • Estilo atribucional

Investigación de la cognición social en esquizofrenia

Metas 

La investigación actual sobre cognición social en esquizofrenia persigue diferentes metas, entre ellas (Green y Horan, 2010):

  • Comprender el rol de la cognición social en el funcionamiento de los sujetos.
  • Entender el desarrollo de algunos síntomas propios de la esquizofrenia como la paranoia.
  • Examinar si los déficits en cognición social se constituyen como rasgo o como estado, observando la evolución de dichos déficits a lo largo de las diferentes fases de la enfermedad o en muestras de sujetos con alto riesgo de desarrollar la patología.
  • Aplicar diferentes métodos que permitan identificar los substratos neurológicos que influyen de forma directa en el procesamiento de la información social.
  • Generar y evaluar diferentes intervenciones, tanto psicofarmacológicas como psicosociales, que permitan mejoras en los déficits en cognición social.

Cognición social según autores: estudios de cognición social

Aunque la investigación acerca de los déficits en cognición social se ha dirigido fundamentalmente a aquellos sujetos diagnosticados de esquizofrenia con larga evolución, algunos estudios se han centrado en explorar estos mismos déficits en pacientes de corta evolución, encontrando que estos sujetos también los presentan.

Además, en los pacientes, estos déficits son relativamente estables, llegando a presentarse tanto en fases agudas como a lo largo de todas las fases de la enfermedad y en fases de remisión. Estos hallazgos han llevado a pensar que los déficits en cognición social en la esquizofrenia no serian simplemente el resultado de los efectos secundarios del tratamiento farmacológico o de los diferentes episodios clínicos, sino que serían déficits nucleares propios de esta enfermedad que surgen al comienzo de la misma y posteriormente se mantienen estables  (Green y cols, 2012; Green y Horan, 2010; Horan y cols, 2012).

Referencias

  • Brekke, J. S., Kay, D. D., Lee, K. S., y Green, M. F. (2005). Biosocial pathways to functional outcome in schizophrenia. Schizophrenia Research, 80(2), 213-235.
  • Green, M. F., Bearden, C. E., Cannon, T. D., Fiske, A. P., Hellemann, G. S., Horan, W. P.,… y Nuechterlein, K. H. (2012). Social cognition in schizophrenia, part 1: performance across phase of illness. Schizophrenia Bulletin, 38(4), 854-864.
  • Green, M. F., y Horan, W. P. (2010). Social cognition in schizophrenia. Current Directions in Psychological Science, 19(4), 243-248.
  • Green, M. F., y Nuechterlein, K. H. (1999). Should schizophrenia be treated as neurocognitive disorder? Schizophrenia Bulletin, 25(2), 309-319.
  • Green, M. F., Olivier, B., Crawley, J. N., Penn, D. L., y Silverstein, S. (2005). Social cognition in schizophrenia: recommendations from the measurement and treatment research to improve cognition in schizophrenia new approaches conference. Schizophrenia Bulletin, 31(4), 882-887.
  • Horan, W. P., Green, M. F., DeGroot, M., Fiske, A., Hellemann, G., Kee, K.,… y Nuechterlein, K.H. (2012). Social cognition in schizophrenia, part 2: 12-month stability and prediction of functional outcome in first- episode patients. Schizophrenia Bulletin, 38(4), 865-872.
  • Penn, D. L., Roberts, D. L., Munt, E. D., Silverstein, E., Jones, N., y Sheitman, B.  (2005). A pilot study of Social Cognition and Interaction Training (SCIT) for schizophrenia. Schizophrenia Research, 80(2-3), 357-359.
  • Ruiz, J. C., García, S., y Fuentes, I. (2006). La relevancia de la cognición social en la esquizofrenia. Apuntes de Psicología, 24(1-3), 137-155
  • Sperry, R. W. (1993). The impact and promise of the cognitive revolution. American Psychologist, 48(8), 878-885

Si te ha gustado esta entrada sobre cognición social en esquizofrenia, puede que también estés interesado en las siguientes entradas:

Avatar

Latest posts by Carlos Rebolleda Gil (see all)

Related Post


Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web