Teoría de la mente en la esquizofrenia

Teoría de la mente en la esquizofrenia


Definición

El termino “teoría de la mente” fue inicialmente propuesto por Premack y Woodruff (1978) y hace referencia a la capacidad del individuo para inferir estados mentales de los otros tales como intenciones, disposiciones y creencias.

Evaluación de la teoría de la mente en la esquizofrenia

Ruiz, García y Fuentes (2006) apuntan que generalmente las pruebas destinadas a la medición de la teoría de la mente suelen presentarse en formato de historietas sobre las que posteriormente se plantean determinadas preguntas. Dichas preguntas tienen por objetivo evaluar dos tipos de creencias falsas en relación con la historia.

Tipos de preguntas

1. Preguntas de primer orden

Las preguntas de primer orden están destinadas a evaluar hasta qué punto el sujeto evaluado es capaz de predecir la conducta de un personaje que actúa guiado por una creencia errónea, Sally and Anne (Baron- Cohen, Leslie y Frith, 1985) y Cigarretes (Happè, 1994) serian ejemplos de historias que plantean preguntas de primer orden.

2. Preguntas de segundo orden

Las preguntas de segundo orden evalúan hasta qué punto el sujeto evaluado es capaz de predecir la falsa creencia que uno de los personajes tiene sobre la creencia de otro personaje, Ice- Cream Van Store (Baron- Cohen, 1989) y Burglar Store (Happè y Frith, 1994) son pruebas creadas para el planteamiento de preguntas de segundo orden.

Hinting Task

Uno de los instrumentos más usados en investigación en psicosis es el Hinting Task (Corcoran, Mercer y Frith, 1995) que comprende diez historias cortas en las que se da una interacción entre dos personajes. Todas estas historias finalizan con una indirecta de uno de los personajes al otro. El objetivo de la tarea es que, tras la lectura de las diferentes historias por parte del evaluador, el sujeto trate de explicar aquello que intenta decir el personaje que emite la indirecta.

Aprende a usar NeuronUP

Apúntate a nuestra formación on-line de forma totalmente gratuita

Faux Pas Task

El Faux Pas Task (Stone, Baron-Cohen, Calder y Keane, 1998) presenta al sujeto diez historias en las que uno de los personajes comete un error diciendo algo que resulta socialmente embarazoso. Tras presentarle cada una de las historias al sujeto, se le pide que detecte la situación socialmente embarazosa y valore como ha podido sentirse el otro personaje.

La prueba requiere capacidad por parte del sujeto para detectar creencias falsas en el caso de la persona que comete el error socialmente embarazoso, y para inferir estados emocionales según considere cómo ha podido sentirse el personaje que ha recibido la verbalización.

Eye- Task

Eye- Task (Baron- Cohen, Wheelwright, Hill, Raste y Plumb, 2001), consiste en mostrar a los participantes varias fotografías en las que sólo se muestran los ojos de un sujeto, pidiéndoles que infieran qué puede estar sintiendo o pensando la persona. Para realizar esta valoración, el participante únicamente puede elegir una de las cuatro palabras que se le ofrecen como opciones.

Déficits de la teoría de la mente en la esquizofrenia

Las diferencias encontradas en cuanto al rendimiento en esta área por parte de pacientes diagnosticados de esquizofrenia y sujetos control es sustancial, tal y como ponen de relieve dos  metaanálisis que encuentran tamaños del efecto entre medios (d=0,69) y grandes (d=1,25) para estas diferencias (Bora, Yucel y Pantelis, 2009; Sprong, Schothorst, Vos, Hox y Van Engeland, 2007).

Hipótesis de las investigaciones

Históricamente se ha tratado de estudiar hasta qué punto son los síntomas de la esquizofrenia los que determinan los déficits que las personas diagnosticadas con esta enfermedad presentan en teoría de la mente.

Algunas  investigaciones apuestan por la hipótesis de que el sujeto ha de presentar una teoría de la mente sin déficits de ninguna clase para que pueda desarrollar ideas delirantes persecutorias (Drury, Robinson y Birchwood, 1998; Watson, Blenner-Hasset y Charlton, 2000).

Otras señalan que los pacientes que muestran sintomatología negativa o desorganizada nunca han llegado a desarrollar una teoría de la mente, aspecto que puede ser observado en el peor rendimiento que muestran cuando se enfrentan a tareas que exigen el uso de  esta capacidad (Garety y Freeman, 1999; Greig, Bryson y Bell, 2004)

Objetivo de las investigaciones

Un objetivo actual en el estudio de los déficits en teoría de la mente en la esquizofrenia es identificar si estos déficits se asemejan a un rasgo o un estado de la enfermedad, pues ayudaría a resolver la cuestión de si están asociados exclusivamente a los síntomas de la enfermedad.

Es de destacar que el grueso de la investigación que se ha llevado a cabo en este sentido, señala que estos déficits se constituirían como un rasgo propio de la enfermedad (Herold, Tenyi, Lenard y Trixler, 2002; Irani y cols, 2006; Janssen, Krabbendam, Jolles y Van Os, 2003; Penn, Sanna y Roberts 2008).

Aunque estudios como el de Bora y cols (2009) ponen de manifiesto que, a pesar de que estos déficits parecen permanecer presentes en cualquier fase de la enfermedad, no se conoce hasta qué punto serian las problemáticas neurocognitivas en memoria de trabajo y funciones ejecutivas, o la propia sintomatología residual, los factores que realmente contribuyen al mantenimiento de éstos.

Parece pues necesario seguir investigando en esta dirección antes de poder afirmar que dichos déficits se constituyen como un rasgo de la enfermedad.

SOLICITA TU DEMO DE NEURONUP

 

Visión neurológica

A nivel neurológico, Rodríguez y Touriño (2010) señalan que en estudios de neuroimagen con sujetos sanos se ha constatado que algunas zonas cerebrales como el área prefrontal, la amígdala o el lóbulo parietal inferior, se activan durante la realización de tareas en las que ha de ponerse en práctica la teoría de la mente (Brunet, Sarfati, Hardy-Bayle y Decety, 2000; 2003). En el caso de pacientes diagnosticados de esquizofrenia se ha encontrado una disminución de la activación en el córtex prefrontal derecho y en el giro frontal inferior izquierdo durante la realización de tareas de de este tipo (Adolphs, 2002; Brunet y cols, 2000).

Referencias

  • Adolphs, R. (2002). Neural systems for recognizing emotion. Current Opinion in Neurobiology, 12(2), 1-9
  • Baron- Cohen, S. (1989). The autistic child´s theory of mind: a case of specific developmental delay. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 30(2), 285-297
  • Baron- Cohen, S., Leslie, A. M., y Frith, U. (1985). Does the autistic child have a theory of mind? Cognition, 21(1), 37-46
  • Baron‐Cohen, S., Wheelwright, S., Hill, J., Raste, Y., y Plumb, I. (2001). The “Reading the mind in the eyes” test revised version: a study with normal adults, and adults with asperger syndrome or high‐functioning autism. Journal of Child Psychology and Psychiatry, 42(2), 241-251.
  • Bora, E., Yucel, M., y Pantelis, C. (2009). Theory of mind impairment in schizophrenia: meta- analysis. Schizophrenia Research, 109 (1-3), 1-9
  • Brunet, E., Sarfati, Y., Hardy-Bayle, M. C., y Decety, J. (2000). PET investigation of the attribution of intentions with nonverbal task. Neuroimage, 11(2), 157-166
  • Brunet, E., Sarfati, Y., Hardy-Bayle, M. C. y Decety, J. (2003). Abnormalities of brain function during a nonverbal theory of mind task in schizophrenia. Neuropsychologia, 41(12), 1574-1582.
  • Corcoran, R., Mercer, G., y Frith, C. D. (1995). Schizophrenia, symptomatology and social inference: investigating “theory of mind” in people with schizophrenia. Schizophrenia Research, 17(1), 5-13.
  • Drury, V. M., Robinson, E. J., y Birchwood, M. (1998). Theory of mind skills during an acute episode of psychosis and following recovery. Psychological Medicine, 28(5), 1101-1112
  • Garety, P. A., y Freeman, D. (1999). Cognitive approaches to delusions: a critical review of theories and evidence. British Journal of Clinical Psychology, 38(2), 113-154.
  • Greig, T. C., Bryson, G. J., y Bell, M. D. (2004). Theory of mind performance in schizophrenia: diagnostic, symptom and neuropsychological correlates. Journal of Nervous and Mental Disease, 192(1), 12-18
  • Happè, F. (1994). An advanced test of theory of mind: understanding of story characters thoughts and feelings by able autistics, mentally handicapped and normal children and adults. Journal of Autism and Developmental Disorders, 24(2), 129-154
  • Happè, F., y Frith, U. (1994). Theory of mind in autism. En E.Schloper y G.Mesivob (Eds). Learning and Cognition in Autism (pp.177-197). NuevaYork, NY: Plenum Press
  • Herold, R., Tenyi, T., Lenard, K., y Trixler, M. (2002). Theory of mind deficit in people with schizophrenia during remission. Psychological Medicine, 32(6), 1125-1129
  • Irani, F., Platek, S. M., Panyavin, I. S., Calkins, M. E., Kohler, C., Siegel, S. J.,… y Gur, R. C. (2006). Self-face recognition and theory of mind in patients with schizophrenia and first-degree relatives. Schizophrenia Research, 88(1-3), 151-160.
  • Janssen, I., Krabbendam, L., Jolles, J., y Van Os, J. (2003). Alterations in theory of mind in patients with schizophrenia and non-psychotic relatives. Acta Psychiatrica Scandinavica, 108(2), 110-117
  • Penn, D. L., Sanna, L. J., y Roberts, D. L. (2008). Social Cognition in schizophrenia: an overview. Schizophrenia Bulletin, 34(3), 408-411
  • Premack, D., y Woodruff, G. (1978). Does the chimpanzee have a theory of mind? Behavioral and Brain Sciences, 1(4), 515-526.
  • Rodríguez, J. A., y Touriño, R. (2010). Cognición social en la esquizofrenia: una revisión del concepto. Archivos de Psiquiatría, 73, 9-12
  • Ruiz, J. C., García, S., y Fuentes, I. (2006). La relevancia de la cognición social en la esquizofrenia. Apuntes de Psicología, 24(1-3), 137-155
  • Sprong, M., Schothorst, P., Vos, E., Hox, J., y Van Engeland, H. (2007). Theory of mind in schizophrenia: meta- analysis. British Journal of Psychiatry, 191(1), 5-13.
  • Stone, V. E., Baron-Cohen, S., Calder, A. W., y Keane, J. (1998). Impairments in social cognition following orbitofrontal or amygdale damage. Society for Neuroscience Abstracts, 24, 1176
  • Watson, F., Blenner-Hasset, R. C., y Charlton, B. G. (2000). Theory of mind, persecutory delusions and the somatic marker mechanism. Cognitive Neuropsychiatry, 5(3), 161-174.

Si te ha gustado este artículo sobre teoría de la mente en la esquizofrenia, puede que también te interesen los siguientes artículos:

Carlos Rebolleda Gil

Doctor en Psicología
Avatar

Latest posts by Carlos Rebolleda Gil (see all)


2 thoughts on “Teoría de la mente en la esquizofrenia

  1. Avatar
    claudia 16 de octubre de 2019 at 08:17 08Wed, 16 Oct 2019 08:17:54 +000054.

    En Faux Pas Task, en lugar de “…uno de los personajes COMENTE un error…”, debería decir, COMETE.
    Saludos

    • Avatar
      NeuronUP 16 de octubre de 2019 at 10:51 10Wed, 16 Oct 2019 10:51:20 +000020.

      Hola Claudia,

      ¡Muchas gracias por el aviso! Ya está cambiado 🙂

      ¡Un saludo!

      El equipo de NeuronUP

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web