actividades de estimulación cognitiva para niños-sigue el camino-fácil

[:es]5 actividades de estimulación cognitiva para niños que debes conocer[:en]The 5 cognitive stimulation activities for children that you should know about[:]

[:es]Si la semana pasada dedicamos la entrada a las 5 fichas más populares de estimulación cognitiva para adultos hoy los niños toman el protagonismo.

La estimulación cognitiva comprende todas aquellas actividades que permitan estimular, desarrollar, mejorar y mantener las funciones cognitivas del niño (Orientación 1.2 Atención 1.3 Memoria 1.4 Lenguaje 1.5 Funciones ejecutivas 1.6 Gnosias 1.7 Praxias 1.8 Habilidades visoespaciales 1.9 Cognición social 1.10 Dificultades en las funciones cognitivas). Cada una de dichas capacidades cognitivas tienen un papel específico en el proceso de adaptación a nuestro entorno por ello estimulación cognitiva temprana de dichas capacidades tiene gran importancia en el aprendizaje de los niños con necesidades educativas especiales ya que les permite mayor autonomía e interacción con el entorno, mejorando su autoestima y disminuyendo la ansiedad que pueden tener a niños con patologías.

Uno de los objetivos principales de la estimulación cognitiva niños es mejorar los procesos básicos de aprendizaje, en especial en aquellos niños con déficit de atención o de memoria a corto plazo.

En este post explicamos las 5 actividades de estimulación cognitiva para niños más utilizadas por los profesionales de NeuronUP en 2018.

Actividades de estimulación cognitiva para niños:

1. La palabra mágica

La clásica sopa de letras sigue siendo la actividad de estimulación cognitiva para niños más elegida entre los profesionales para trabajar la atención con los más pequeños.

NeuronUP ofrece a los terapeutas la posibilidad de editar la sopa de letras personalizando las palabras para estimular a los pacientes con aspectos de su vida diaria. Por ejemplo, creando una sopa de letras personalizada con los nombres de sus amigos de clase:

actividades de estimulación cognitiva para niños-la palabra mágica

2. Sigue el camino

Sigue el camino es una actividad para trabajar la atención alternante y la inhibición en la que el niño debe seguir los pasos que marcan los dibujos para llegar hasta el castillo. Además tiene diferentes niveles para que el profesional ajuste el ejercicio a las necesidades de cada niño.

Nivel básico

actividades de estimulación cognitiva para niños-sigue el camino-fácil

Nivel avanzado

actividades de estimulación cognitiva para niños-sigue el camino-avanzado sin resolver

Ahora es bastante más complicado, ¿verdad? ¿Eres capaz de hacerlo? ¡Inténtalo! En la siguiente imagen te mostramos la solución.

actividades de estimulación cognitiva para niños-sigue el camino-avanzado

3. Elementos comunes

Para trabajar la atención selectiva y la memoria semántica Elementos comunes es la actividad ideal. Los niños deben seleccionar una serie de elementos concretos entre un grupo de estímulos. Por ejemplo, en la siguiente foto los niños tienen que identificar los objetos que suelen usarse en invierno:

actividades de estimulación cognitiva para niños-elementos comunes

4. Escondite de letras

Esta actividad de estimulación cognitiva para niños consiste en buscar entre un grupo de letras sólo la letra indicada. Se trabaja principalmente la atención selectiva. ¡Cuidado que es fácil olvidarse alguna!

actividades de estimulación cognitiva para niños-escondite de letras

 

Aprende a usar NeuronUP

Apúntate a nuestra formación on-line de forma totalmente gratuita

Horarios Webinars

 

5. Parejas de animales

Parejas de cartas, otro clásico de la estimulación cognitiva en el que los niños tienen que descubrir las parejas entre un grupo de cartas situadas boca abajo. En este caso el profesional trabajará con los niños  la memoria episódica, la atención selectiva, así como la memoria de trabajo.

actividades de estimulación cognitiva para niños-parejas de animales

Además como veis NeuronUP ofrece la posibilidad de enumerar las cartas para que si el profesional realiza terapia en grupo sea más fácil identificar la carta exacta a la que se refieren los niños.

 

SOLICITA TU DEMO

 

 

[expand title=»El desarrollo neurológico infantil»  tag=»h2″]

El desarrollo del sistema nervioso es un proceso complejo que tiene como resultado la maduración de estructuras cerebrales, la adquisición de habilidades cognitivas y, finalmente, la formación de la personalidad individuo.  En los primeros años de vida, nuestro cerebro se encuentra en un proceso madurativo en el que se establecen de forma continua nuevas conexiones neuronales y tiene lugar el crecimiento estructural. En edades tempranas, el cerebro tiene mayor capacidad plástica y propicia un periodo en el que favorecer la adquisición tanto de funciones cognitivas como de las destrezas motoras, capacidades lingüísticas, habilidades sociales y emocionales. Esta capacidad plástica del cerebro también facilita la recuperación de aquellas capacidades y funciones que se encuentren alteradas.

Aunque en muchas ocasiones nos referimos al término maduración y desarrollo de forma similar, no debemos olvidar que la maduración es un proceso genéticamente determinado, que implica la organización gradual de las estructuras neurales, mientras que el desarrollo se refiere al incremento y perfeccionamiento de las habilidades funcionales. Por lo tanto, los factores genéticos y ambientales actúan sobre la maduración del sistema nervioso, que se traduce en el proceso del desarrollo.

Tanto en las fases iniciales de crecimiento y desarrollo como en las etapas más tardías de envejecimiento se producen una serie de cambios en la organización del sistema nervioso central (SNC). Además, tanto la estimulación fisiológica como las condiciones del entorno y las experiencias también pueden provocar estos cambios en la plasticidad cerebral (profundiza sobre plasticidad cerebral y neurorrehabilitación).

El fenómeno biológico clave en el desarrollo es la consolidación de los circuitos corticales. La mielinización de estos circuitos comienza a los 8 meses de gestación y está prácticamente completa a los 2 años de edad. Durante este periodo, los circuitos neuronales tienen gran plasticidad como ya hemos comentado, siendo muy sensibles a los estímulos externos, permitiendo una intervención temprana en trastornos del neurodesarrollo.
El perfeccionamiento y adquisición de habilidades depende de que el niño tenga opciones para observar, copiar y experimentar de sus iguales, así como de la interacción entre su genética y el ambiente que le rodea, contribuyendo todo ello de forma interactiva y compleja al proceso de desarrollo. Los potenciales acontecimientos nocivos genéticos, intrauterinos y ambientales (especialmente,la hipoestimulación sensorial), durante este tiempo afectan a la organización y perfeccionamiento de las estructuras neuronales y pueden ser responsables de un retraso en el desarrollo cognitivo.

[/expand]
[expand title=»Plasticidad cerebral en la infancia»  tag=»h2″]

La plasticidad cerebral neuroplasticidad  se define de manera general como la capacidad del cerebro para reorganizar sus patrones de conectividad neuronal, reajustando su funcionalidad, hace referencia al modo en el que nuestro sistema nervioso central cambia a partir de su interacción con el entorno y como reacción a la diversidad de este. Se ha demostrado que el cerebro es un órgano dinámico capaz de experimentar considerables modificaciones después de sufrir lesiones o cambios ambientales. Debido a esto, actualmente se le da una gran importancia a proporcionar una rehabilitación efectiva en los casos de lesión cerebral o una estimulación adecuada para una intervención temprana en niños y mejorar el neurodesarrollo.

En el caso de la infancia, el cerebro se encuentra en un proceso madurativo y de gran modificabilidad producido por la influencia de las numerosas experiencias y nuevos conocimientos que tienen lugar. De esta forma, la plasticidad cerebral a estas edades es máxima, permitiendo la adquisición de nuevos aprendizajes y capacidades.

Es importante conocer las características de la plasticidad cerebral para comprender cómo se produce el desarrollo y evolución de las capacidades cognitivas desde las edades más tempranas y buscar las estrategias de estimulación cognitiva más adaptadas para cada niño.

La rehabilitación neuropsicológica aprovecha este fenómeno para generar nuevas sinapsis, aunque el efecto sea limitado en algunas ocasiones. A día de hoy no existe un consenso establecido respecto al efecto que se produce aprovechando este fenómeno, ya que depende de múltiples factores: tipo de deterioro, edad, proceso de recuperación, reserva cognitiva –y conectividad asociada-, factores genéticos, etc.

[/expand]
[expand title=»El desarrollo cognitivo infantil»  tag=»h2″]

El cerebro del niño no es una réplica del cerebro del adulto en miniatura, sino que es un cerebro en continuo desarrollo, con un crecimiento a veces vertiginoso, y sujeto a un sinfín de modificaciones y conexiones debidas a la continua estimulación que le proporciona el entorno en el que se desarrolla.

El desarrollo cognitivo evoluciona, progresivamente, a través de diferentes etapas hasta llegar a la adolescencia, donde termina de consolidarse. Según la Teoría de Piaget, los diferentes estadios y subestadios por los que pasa el desarrollo cognitivo (etapas del desarrollo cognitivo) son los siguientes:

  • Periodo sensoriomotor: desde los 0 a los 2 años.
    En esta etapa el conocimiento se adquiere progresivamente a través de la experiencia sensorial y la actividad motriz. La imitación es la estrategia básica de aprendizaje. Consta de seis subestadios:

    • Ejercicio de los reflejos (0-1 meses): el recién nacido se sirve de los reflejos innatos para interactuar con el entorno.
    • Reacción circular primaria (1-4 meses): repetición de acciones simples hacia el propio cuerpo que el niño repite al resultarles agradables.
    • Reacción circular secundaria (4-8 meses): repetición de acciones con el objetivo de producir un efecto interesante hacia objetos externos.
    • Coordinación de esquemas secundarios (8-12 meses): aparece la conducta intencional, el bebé es capaz de coordinar sus esquemas secundarios, es decir, es capaz de coordinar varias acciones aprendidas previamente para conseguir un objetivo determinado.
    • Reacciones circulares terciarias (12-18 meses): el niño introduce cambios y variaciones en las acciones previamente aprendidas con el fin de provocar nuevas experiencias y resultados.
    • Invención de medios nuevos medios a través de combinaciones mentales (18-24 meses): tiene lugar la experimentación interna, es decir, el niño tiene la capacidad de imaginar lo que sucederá si lleva a cabo ciertas conductas.
  • Período preoperacional: de los 2 a los 7 años.
    Entre los 2 y los 7 años los niños desarrollan el lenguaje y utilizan el sistema de símbolos para comunicarse. En esta etapa tanto el pensamiento del niño como el lenguaje es egocéntrico, es decir, el niño percibe y entiende el mundo que le rodea desde su propia perspectiva sin tener en cuenta la de los demás.

  • Período de operaciones concretas: De los 7 a los 11/12 años.
    Los niños y niñas en esta etapa utilizan el sistema de símbolos de manera lógica permitiéndole la resolución de problemas. En esta etapa es capaz de realizar clasificaciones y relaciones utilizando los principios de conservación, seriación, simetría y reciprocidad.

  • Período de operaciones formales: De los 11/12 años en adelante.
    A esta edad se desarrolla la capacidad de llevar a cabo tareas mentales que necesitan del pensamiento para formular las hipótesis de los problemas y alcanzar la solución.

Es fundamental conocer el desarrollo del sistema nervioso y sus diferentes etapas para comprender los déficits que pueden aparecer por un desarrollo anormal del cerebro o a causa de daños en el mismo a edades tempranas. Dependiendo del momento en el que se produzcan estas anormalidades o daños (durante el embarazo, en el periodo perinatal o en el transcurso de la infancia), sus repercusiones variarán.

Algunos de los trastornos incluidos en esta clasificación pueden solucionarse completamente mediante una intervención adecuada. Otros son crónicos, pero en este caso también es fundamental una correcta intervención, ya que es posible mitigar en mayor o menor grado y, en algunos casos, incluso eliminar, las consecuencias negativas o síntomas producidos por el trastorno en cuestión.

* La discapacidad intelectual cumple todos los criterios para pertenecer a esta categoría, pero hemos considerado justificado asignarle una sección propia.

[/expand]

[expand title=»Ejercicios y actividades de estimulación cognitiva para niños»  tag=»h2″]

Además de la mejora de las habilidades cognitivas propiamente dichas, la estimulación cognitiva afecta de un modo muy positivo a otros aspectos diarios:

  • Mejora de la autoestima.
  • Mejora de la autonomía personal y social, tanto en la familia como en el colegio.
  • Incremento de las competencias sociales (relaciones interpersonales, respeto de las normas, respeto a los demás, saber escuchar, etc.)
  • Mejora de la comprensión de los términos abstractos.
  • Mejora de la capacidad comunicativa: comprensión y expresión, tanto oral como escrita.
  • Aumento de la motivación sin aburrimiento.
  • Aprendizaje de la abstracción y la simbolización de los conceptos.
  • Generalización de los diferentes aprendizajes a otros contextos.
  • Comprensión de la importancia del aprendizaje para desenvolverse en la vida.
  • Adquisición de competencias escolares y, posteriormente, laborales.

Las actividades de estimulación cognitiva para niños usualmente se integran dentro de una intervención cognitiva diseñada por profesionales.

1. Estimulación cognitiva a través del juego

La forma básica de estimular al niño en su infancia y adolescencia es a través del juego. El juego es una actividad innata, propia de la infancia, que permite al niño aprender y relacionarse con el entorno. Es espontáneo y voluntario, guiado por motivaciones y necesidades internas. El juego tiene un fin en sí mismo, que es su propia realización que resulta agradable y placentera para el niño, el cual toma un papel activo e interactivo. Además de ser una actividad gratificante en sí misma, el juego es una actividad estimulante que exige el funcionamiento de diferentes componentes del desarrollo infantil. Los aprendizajes que tienen lugar a través del juego se asimilan de forma más rápida y eficaz poniendo en marcha las capacidades cognitivas que le facilitarán la comprensión de su entorno.

Entre los distintos objetivos del juego relacionados con el desarrollo de las capacidades cognitivas podemos destacar: estimular capacidades como el razonamiento, el pensamiento reflexivo y representativo y la comprensión, trabajar la memoria y la atención mediante la interacción con los estímulos del entorno, fomentar el descentramiento del pensamiento egocéntrico del niño, desarrollar la imaginación y la creatividad y la distinción entre fantasía y realidad, y potenciar el desarrollo del lenguaje y del pensamiento abstracto, y desarrollar la autonomía personal.

2. Estimulación cognitiva a través del deporte

El deporte, algo que habitualmente se relaciona con la actividad física, es también fundamental para el desarrollo cognitivo. El entrenamiento motor y el trabajo cognitivo que implica el deporte así como la frecuencia e intensidad con la que se practica produce modificaciones a nivel cerebral que ayudan al desarrollo y mejora de las capacidades cognitivas. Mientras se realiza ejercicio físico se produce la liberación de ciertos neurotransmisores así como de endorfinas, estas últimas relacionadas con la disminución de los niveles de estrés y ansiedad, repercutiendo en un estado de bienestar.

3. Estimulación cognitiva a través de cuadernos de ejercicios y fichas

Los cuadernos de estimulación cognitiva para niños son utilizados por los educadores para trabajar cada una de las capacidades cognitivas como atención selectiva, memoria de trabajo, o la orientación, entre otras. NeuronUP ofrece ejercicios de diferente dificultad que se adaptan al nivel de desarrollo cognitivo de los niños para que fomenten su motivación.

4. Estimulación cognitiva con NeuronUP

Otra manera de estimular el cerebro el cerebro con NeuronUP y que resulta más entretenido tanto para niños como para adolescentes es el uso de las nuevas tecnologías, NeuronUP ofrece un extenso catálogo de juegos y otras actividades digitales que permiten regular el nivel de dificultad y ajustarlo al nivel de desarrollo de los niños, incluso trabajar con ellos actividades de la vida diaria.

[/expand]

 

Estimulación cognitiva con NeuronUP

[:en]Our last blog entry was dedicated to the 5 most popular cognitive stimulation activities for adults. Today’s post focuses on kids. We are about to explain the 5 cognitive stimulation activities for children most used by NeuronUP professionals in 2016.

Cognitive Stimulation Activities for Children:

1. The Magic Word

The classic word search puzzle remains the cognitive stimulation activity most chosen among professionals to improve attention in kids.

NeuronUP offers therapists the possibility of customizing the word search to stimulate patients by using words from their daily life. For example, creating a customized word search with the names of their school friends:

cognitive stimulation activities for children-the magic word

2. Follow the path

Follow the path is an activity to improve alternating attention and inhibition. The child must follow the steps marked on the pictures to reach the castle. A range of difficulty levels is also available so that the professional can adjust the task to the needs of each child.

Basic Level

cognitive stimulation activities for children-follow the path-basic

Advanced Level

cognitive stimulation activities for children-follow the path-advanced

Now it’s more difficult, right? Think you can do it? Try it! The solution is in the picture below.

cognitive stimulation activities for children-follow the path-advanced correct

3. Common items

Common items is the perfect activity for improving selective attention and semantic memory. Children have to select a number of specific items from among a group of stimuli. For example, in the next picture, children have to identify objects that are typically used in winter:

cognitive stimulation activities for children-follow the path-common items

4. Hide-and-seek with letters

This cognitive stimulation activity for children involves searching for the given letter among a group of letters. It targets selective attention in particular. Be careful: it is easy to leave some out!

cognitive stimulation activities for children-hide-and-seek-with letters

5. Animal Pairs

Matching cards, another classic in cognitive stimulation, consists of finding the matching pairs among the face-down cards. In this case, the professional trains the kid’s episodic memory, selective attention, as well as working memory.

cognitive stimulation activities for children-animal pairs

As you can see, NeuronUP also provides the professional with the opportunity to number the cards in the event of group therapy, thus making the identification of the exact card to which the children are alluding to easier.[:]

2 thoughts on “[:es]5 actividades de estimulación cognitiva para niños que debes conocer[:en]The 5 cognitive stimulation activities for children that you should know about[:]

  1. Manuela Miragaya junio 12, 2019 at 14:26

    Muy completo el artículo.
    Pero a partir de qué edad permite el programa estimular cognitivamente a los niños. Por ejemplo ¿Podría utilizar el software para estimulación temprana en niños menores de dos años?

    • NeuronUP julio 17, 2019 at 11:25

      Hola Manuela,

      NeuronUP es un programa de rehabilitación y estimulación cognitiva para profesionales. Nuestras actividades enfocadas en niños están dirigidas a niños entre 3 y 11 años. A partir de esa edad el plan adecuado para ellos sería el de adultos.

      ¿Te ha quedado claro? ¿Necesitas alguna información extra?

      ¡Gracias por tu interés!

      NeuronUP

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web